CÓRDOBA, CIUDAD DEL MUNDO

//CÓRDOBA, CIUDAD DEL MUNDO

CÓRDOBA, CIUDAD DEL MUNDO

Lograrlo será una proeza. Diseñar su esencia entraña gran dificultad cuando realmente es tarea fácil.

La marca Córdoba debe ser concebida como Unidad de la que emanan multitud de manifestaciones, cuyos brillantes rayos iluminan al mundo y cuyos aromas atraen a ciudadanos de lejanos lares. Debe ser el punto central de un círculo que contiene la posibilidad no solo de los círculos actuales sino de los futuros que se puedan derivar desde ese punto central. Córdoba, como marca, tiene que concebirse como ondas que surgen cuando se lanza una piedra a un estanque. Pero esas ondas se debilitan si se alejan del punto central que es la Unidad.

Su principal manifestación es la Mezquita Catedral, emanación centenaria de quien fue capital del mundo occidental. ¡No nos dediquemos a que desde fuera vengan a destrozar esta onda que ya es mundial!

Los Patios es una segunda onda que se ha logrado laboriosamente a través de la búsqueda y del esfuerzo y razonamiento de toda la sociedad. Exonerar parcialmente de ciertos gravámenes municipales y abaratar el precio del agua para mantenerlos floridos es aplicar no la intuición sino el conocimiento para que esta onda siga en expansión.

Presten atención a la manifestación Córdoba Ecuestre, emanación de la marca única de esta ciudad,capaz de dar unidad y coherencia al unir el nombre de Córdoba a la actividad hípica en alguna de sus especialidades. Algunos están perdiendo la simplicidad de la mente y están abismándose hacia la multiplicidad y el conflicto.

No conviene alrededor de Córdoba Ecuestre generar disonancias cuando ha logrado suficiente armonía. Quienes dirigen Córdoba Ecuestre cantan como deben, de modo que mejor seria no intentar ser director de una orquesta que suena bien.

Ya nos avisó Platón en su República que se debe gobernar de acuerdo con los principios de la razón, única manera de que el pueblo entienda al gobernante. Será mejor que Córdoba Ecuestre vaya ampliándose como onda y energía de la marca Unidad para así pronto poder llevar a ser ciudad del Mundo.

Córdoba, como marca, tiene sus esferas celestes. Su Mezquita Catedral, su Alcázar, sus Patios, su Guitarra en julio, su Córdoba Ecuestre al igual que el sol tiene sus Venus, Mercurio, Saturno y Jupiter.

Si nos dedicamos a perturbar la vida de Córdoba Ecuestre en lugar de Rocín tendremos Rocinante; es decir, ahora la Córdoba Ecuestre es alta, sonora, significativa, como decía Cervantes, camino de igualarse a Viena, Lisboa, Leizpig. Si comenzamos a perturbarla se transformará en rocinante, caballo flaco, endeble y lleno de mataduras.

Con dificultad Córdoba Ecuestre dispuso de cuadra y ha tenido que trabajar mucho para ganarse la cebada y la paja. Que no venga ahora nadie, como amo, a no dejarle un bocado, transformarla en asno y conducirla a su mortaja, según le dijo en su diálogo Babieca a Rocinante.

* Catedrático emérito de la Universidad de Córdoba (UCO)
Sr. D. José Javier Rodríguez Alcaide
* Noticia Diario de Córdoba ( 13/07/2017)

2017-07-18T08:56:23+00:00julio 18th, 2017|Noticias|

Leave A Comment