Córdoba lucirá con sus mejores galas, es pasión por la Semana Santa, cita de olor a azahar e incienso que deja cada una de las hermandades, vacaciones. Calles llenas de gente, patios de historia, cultura, color, gastronomía por todos los rincones, Judería, la famosa calleja de las Flores, Mezquita, Puente Romano…

Visitar Córdoba en esta época será siempre una experiencia gratificante, hacerlo en Semana Santa lo convierte en un acontecimiento que sobrepasa lo humanamente inexplicable.

Es una sobredosis de arte a la que se suman elementos como el olor de azahar paseando por las calles de la judería, maravilloso aroma, para disfrutar de su sencillez y cultura, la Mezquita, los Reales Alcázares, museos y  un paseo por el barrio de San Basilio, visita imprescindible a los patios y tabernas de la zona. Sin olvidar un lugar mágico, donde se vive la pasión por lo ecuestre, las Caballerizas Reales de Córdoba, cuna del Caballo Andaluz, que conecta al pueblo cordobés con su historia y su tradición ecuestre, donde en estos días de fervor, se podrá disfrutar miércoles, jueves, viernes, sábado y domingo,  del espectáculo ecuestre “ Pasión y Duende del Caballo Andaluz” que presenta al espectador 70 apasionantes minutos, una perfecta combinación de elementos de la equitación clásica y andaluza, trabajos a la mano, doma vaquera, alta escuela, amazona, garrocha,… un deleite para todos los sentidos.

Córdoba Ciudad engalanada para la ocasión y el incienso quemándose en cada esquina y rincones.

Nos os podéis perder esta aventura en tierra cordobesa.

 

es Spanish
X