Música española y valses vieneses serán los dos ejes sobre los que girará el programa de mano del espectáculo La música y el caballo andaluz, según el titular de la Orquesta de Córdoba, Lorenzo Ramos, que junto a la asociación Córdoba Ecuestre son los organizadores de este espectáculo. El peso recaerá sobre preludios e intermedios de zarzuelas, como La verbena de la paloma, La revoltosa, La boda de Luis Alonso, El bateo o Agua, azucarillos y aguardiente, partituras que se completan con «música española» de la ópera Carmen, de George Bizet. A ello se une la interpretación de dos valses de Johan Strauss padre e hijo, Voces de primavera y Rosas del Sur, respectivamente, que junto a la popular Marcha Radeztky -que dará dinamismo a la plasticidad del número de Aires vaqueros- conforman un «guiño» a una institución fundamental en la historia del caballo español, la Escuela Española de Equitación de Viena.

Según Ramos, es la primera vez que tiene lugar en España un espectáculo de esta entidad, en el que participa una orquesta sinfónica con un programa de música clásica junto a una representación ecuestre.

La dificultad del espectáculo radica en que la música no ha sido compuesta expresamente para el mismo, habiéndose tenido que adaptar la coreografía que ejecutan los caballo a las partituras que se interpretan, y la orquesta, jugar con el «tempo» para la ejecución de las reprises de los caballos. Para Lorenzo Ramos «una orquesta sinfónica tocando clásico» en un espectáculo ecuestre «es una novedad exportable», por lo que, si va bien, se llevará fuera de Córdoba.

es Spanish
X